Pues bien, todas las empresas deben hacer un análisis de mercado personalizado donde conozcan los perfiles de los clientes objetivos, que esté enfocado en las motivaciones, gustos, además de las emociones que puedan llegar a sentir los consumidores hacia la estrategia de marketing, ventas o comercial que creaste.

Esto también implica la creación de chatbots, ya que son una forma de comunicación instantánea que pueden resolver y mejorar los procesos de compra-venta en las compañías. Por ello, este análisis te ayudará a que el bot mantenga una comunicación dirigida y orientada al target meta, así como un vínculo emocional que genere una buena primera impresión.

Y… ¿Cuál es la importancia?

Bueno, en AsisteClick nos parece importante brindar una experiencia al cliente que vaya más allá; que a través de un chatbot, las empresas puedan dar una identidad de marca que los distinga e impulse su negocio al siguiente nivel.

AsisteClick es una plataforma de atención al cliente multicanal y automatizada por chatbots + humanos que mediante Inteligencia Artificial:

  • Permite segmentar visitantes y clientes.
  • Interpretar las preguntas de los clientes respondiendo sin la intervención de un humano.
  • Realizar captación de leads.
  • Transferir conversaciones a los representantes comerciales de la empresa.

Además, tenemos 3 tipos de chatbots distintos, así como 3 planes que se adaptan a los gustos y necesidades de cada cliente.

Para que comprendas la importancia de conferirle un personaje a tu chatbot, acá te presentamos al nuestro: Se llama Bruno, aunque por default, también es el nombre que tiene el bot en todos los planes (es posible cambiárselo al momento de crearlo). Sus colores pertenecen a la paleta de los azules claros, lo que lo hace cálido a primera vista; es el color de la confianza, simpatía, fidelidad y seguridad. Bruno, se presenta así mismo bajo un tono profesional, señalando quién es -el “asistente virtual”-, y su función -“ayudar a ponerte en contacto con un humano”-.

El personaje de tu bot es tan importante como cualquier otra característica de su personalidad. El usuario final es un humano, y por ende debe tener vida, el personaje debe ser el reflejo de la compañía, de la imagen corporativa manteniendo la identidad de marca.

¿Cómo adapto un personaje a mi bot?

Lo primero que debes preguntarte es: “Qué tipo de personaje quiero diseñarle al bot?”, ya que debe caracterizarse por ser único y relevante para tu negocio, simple, que no contenga tantos elementos. Lo más importante: que sea reconocible y recordado en la mente del consumidor. Para ello, piensa en el tono, el estilo, el lenguaje, la imagen que quieres proyectar. Es un grave error ver a un chatbot como una interfaz tecnológica sin vida, ya que puedes correr el riesgo de que las personas asignen rasgos y cualidades que no querías que fuesen asociadas a tu negocio.

Para dar una experiencia conversacional única y personal debes generar conversaciones de calidad. De esta forma, conectas con tus usuarios haciendo engagement, proporcionándoles una conexión emocional con la experiencia vivida, basado en el objetivo estratégico con el que empezaste desde el momento que pensaste en crear un chatbot para tu empresa.

Recuerda: “No es lo que dices, es cómo lo dices”, no es lo mismo un bot para un servicio de comida delivery a uno para un e-commerce. La imagen, los colores del primero deben estar centrados en atraer al cliente a comprar y probar su menú; el segundo por otro lado, deberá tener un tono de mensaje ameno que pueda resolver una duda o problema a cualquier persona, desde el que está desesperado por hacer una compra de última hora, al que está buscando variedades de un producto para ver cuál se adapta más a lo que necesita.

Entonces… ¿Cómo sería el personaje ideal de tu bot para la compañía?

AsisteClick te proporciona la oportunidad de diseñar tu propio bot y así lograr aumentar las ventas de tu empresa. Comienza hoy creando tu cuenta.